En el ensayo Mapuche Anticolonial Politics and Chile’s Social Uprising realizado por los investigadores Angel Aedo, Oriana Bernasconi, Damián Martínez, Alicia Olivari, Fernando Pariacán y Juan Porma se narra la historia de Mauricio Lepin, joven mapuche que participó en el estallido social de octubre de 2019 y quien, de manera inesperada, apareció en una fotografía que ha sido un símbolo de dicho estallido y del lugar de los pueblos originarios en este momento histórico. 

El ensayo aborda la trayectoria de Mauricio Lepin desde su infancia en el sur de Chile marcada por la cultura mapuche hasta su vida adulta urbana en Santiago. Su relato da cuenta de las discriminaciones y el acoso policial que vivió cuando participó en movimientos mapuche durante su juventud, así como la marginación, pobreza e injusticias que él ha observado y que lo llevaron a manifestarse tanto en el estallido como en otros momentos.

La exclusión política, la precariedad económica y la marginalidad social fueron factores determinantes para que Lepin quisiera convertirse en un actor político, viendo en las manifestaciones del estallido social, una oportunidad para poder enrostrar las injusticias vividas históricamente y revalorizar el movimiento mapuche. Como antecedente, uno de los hechos que hizo que él volviera al activismo político fue la muerte de Camilo Catrillanca y el encubrimiento por parte de Carabineros. Lepin vio en este actuar como el pueblo mapuche era una vez más inculpado ante una situación que realmente era una vulneración sistemática y política por parte de las autoridades. 

En torno a la historia de vida de Mauricio Lepin y sus experiencias activistas, el ensayo busca explorar y visibilizar el carácter anticolonial del levantamiento social y el protagonismo del pueblo mapuche. Según el relato de Lepin, en el estallido sintió que las vivencias de discriminación y maltrato al pueblo mapuche estaban hermanadas con la marginación, pobreza y descontento que vive gran parte de la población chilena.