De izquierda a derecha: Wladimir Martínez y Josefina Arriagada

El 14 y 15 de marzo se realizó en la ciudad de Rosario, Argentina, el simposio “Haciendo antropología: cruces y encuentros desde la experiencia de investigación etnográfica a nivel doctoral en América Latina y el Caribe”, en el marco del VII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Antropología.

La actividad fue coordinada por la y el estudiante de doctorado de la Escuela de Antropología UC, Josefina Arriagada y Wladimir Martínez, este último tesista y miembro de la línea de investigación sobre violencia política, étnica y radicalización del Instituto Milenio para la Investigación en Violencia y Democracia, VioDemos.

El objetivo del simposio consistió en establecer un panorama actual de las investigaciones etnográficas desarrolladas en la región latinoamericana, Caribe y el Pacífico, y contó con la participación de doctorantes y doctorandas de Argentina, Perú, Costa Rica, México, Uruguay, Brasil, Colombia y Chile. El interés era comenzar a construir un espacio para el diálogo y la reflexión comparada en torno a las problemáticas, objetos y desafíos teóricos, metodológicos y ético-políticos que atraviesan las investigaciones etnográficas de las y los estudiantes de doctorado que se encuentran desarrollando sus trabajos de campo y/o en fase inicial de escritura de sus tesis, circunscritas a los “contextos urgentes” a los que invita pensar el Congreso ALA 2024.

En palabras de sus coordinadores, “el simposio nos permitió conocer a estudiantes de diversos países con quienes compartimos nuestras investigaciones doctorales. Allí, pudimos observar que las investigaciones etnográficas que se están realizando en la actualidad son sensibles a las dinámicas, procesos y dilemas políticos, sociales y culturales de las américas del sur, y también de otras latitudes”.

Y profundizan: “Consideramos que es importante para el desarrollo de la disciplina antropológica comenzar a identificar estas tendencias, inclinaciones, convergencias y diferencias en las maneras de hacer antropología a nivel de doctorado. En este sentido, buscamos contribuir en los debates actuales en torno a la formación doctoral que se está desarrollando principalmente en y desde el Sur global, poniendo atención a las formas en que se está practicando la etnografía contemporánea, su relación con los entramados institucionales, así como en las condiciones de producción en que estas se engarzan”.