Esta iniciativa permitió compartir experiencias metodológicas entre estudiantes de doctorado e investigadores/as y contó con el profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla, Manuel de la Mata, como invitado internacional.

Provocar, discutir, dialogar, proponer, y crear maneras de pensarnos y de pensar cómo se investiga, fue la invitación del “Seminario de articulaciones investigativas: artesanías, oficios y creaciones”, que en su primera versión tuvo como temática central “La etnografía: Develando desigualdades en tiempos inciertos. Reflexiones interdisciplinarias desde la investigación social”.

La iniciativa, impulsada por el Instituto Milenio para la Investigación en Violencia y Democracia (VioDemos) y la Escuela de Psicología UC, fue un espacio de reflexión e intercambio sobre nuevas formas de investigación social dirigido a estudiantes de doctorado y postdoctorantes.

“Transformarnos en aquello que se le llama investigadores o investigadoras es algo que tiene varios caminos. Y es mucho mejor recorrerlos en compañía. Creemos que en este intercambio intergeneracional, y también interdisciplinario, hay algo que podemos encontrar y hay algo de lo cual podemos nutrirnos mutuamente”, señaló la directora de la Escuela de Psicología UC e investigadora VioDemos, Marcela Cornejo.

De izquierda a derecha: Marcela Cornejo y Manuel de la Mata Benitez.

La académica, una de las impulsoras de la actividad junto a las investigadoras de VioDemos, Manuela Badilla (Psicología UC) y Sofía Bowen (Antropología UC), señaló que la idea es pensar los límites y posibilidades de la etnografía, siempre enfocándose en investigadore/as más jóvenes: “queríamos invitar a expertos/as de acá, pero también de otras universidades, que realizan etnografías (lo voy a poner siempre en plural), de distintas maneras, con distintas inspiraciones y con distintos objetivos”.

A cargo de la inauguración del seminario estuvo el académico del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Sevilla, y coordinador del grupo de investigación Laboratorio de Actividad Humana,  con la conferencia “(Re)construcción de identidades en situaciones de desigualdad. Una perspectiva dialógica”.

El catedrático, que ha abordado en su trabajo la relación entre las actividades socioculturales y los procesos mentales; la construcción narrativa de la memoria autobiográfica; la memoria colectiva y el yo en contextos culturales; y la construcción del género en el contexto sociocultural, agradeció la invitación, destacando ésta como una oportunidad magnífica para debatir entre colegas.

Y puntualizó: “si bien tenemos perspectivas compartidas en muchos aspectos, también diferentes. En ese sentido supone un cierto reto, porque compartimos elementos, pero también hay diferencias de perspectivas que resultan muy estimulantes y ayudan a pensar. Es muy enriquecedor”.

Respecto a los desafíos que representa el ser investigadores/as en en un mundo tan cambiante y desafiante, Manuel de la Mata señaló que en la actualidad hay  un escenario institucional muy competitivo, que  empuja a acomodarse a ciertas pautas para progresar en la academia y el desafío está en:

“Cómo hacer compatible ese desarrollo personal y profesional, con mantener la necesidad, el sueño, y la aspiración de que la investigación sea socialmente relevante y socialmente útil, es algo que quizá ahora es más difícil que cuando yo era joven. Me parece que ése es un reto importante que tienen que abordar”.

De izquierda a derecha: Angel Aedo y Manuel de la Mata Benitez.

En su conferencia, el investigador señaló que, entendiendo que las identidades siempre están en continua reconstrucción, hay situaciones que tienen que ver con desigualdad, con riesgo de exclusión o exclusión, en distinto grado, que generan dificultades.

“Y frente a esas dificultades hay una necesidad de reconstruirse, de reafirmarse. Y creo que esto tiene relevancia social, incluso desde el punto de vista teórico, para desarrollar teorías sobre identidad o sobre cualquier otro tema. Yo creo que tenemos que ir donde las cosas ocurren. Y en este caso, ir donde las desigualdades que someten a las personas.”, concluyó.

Angel Aedo, director de VioDemos y profesor de la Escuela de Antropología UC, comentó la exposición de Manuel de la Matta y señaló que: “La etnografía no es una disciplina, ni tampoco –desde la perspectiva en que la estoy pensando– un método, sino un enfoque que tanto antropólogos, psicólogos, sociólogos, trabajadores sociales pueden reivindicar como propio”

Y puntualizó: “Del mismo modo, es obvio que no se limita a terrenos exóticos, sino que concierne a cualquier lugar, cercano o lejano, que sea objeto de observación e interacción prolongada, desde una comunidad huichola de Jalisco hasta un vecindario de nuevos ricos en Palo Alto, Silicon Valley, desde una reunión familiar hasta una revuelta social, desde un servicio fúnebre hasta un bar y una discoteca”.

La etnografía y sus posibilidades

La segunda parte del seminario continuó con una mesa redonda, en la que investigadores/as reflexionaron en torno a las posibilidades de la investigación social de carácter etnográfico en el estudio de la desigualdad.

“Frente a la desigualdad y los momentos inciertos, el enfoque etnográfico puede ser una herramienta no solo para la investigación, sino para nosotras y nosotros como investigadoras/es en nuestros contextos de estudio», señaló Manuela Badilla, una de las impulsoras de la actividad.

La investigadora VioDemos y académica de la Escuela de Psicología UC puntualizó que ante situaciones que llevan a replantearse preguntas centrales de los proyectos, el enfoque etnográfico permite orientar el estudio: “El enfoque etnográfico es uno de los mejores aliados cuando investigamos un tema que se está moviendo. La importancia de mi propio cuerpo me permitió observar cosas que todavía no tenían palabras. Los relatos con quienes pude conversar eran muy confusos y movedizos, y por lo mismo la perspectiva etnográfica permitía ir apuntalando dichas conversaciones”.

De izquierda a derecha: Valentina Abufhele y Gabriela Piña.

La etnografía abre la puerta a un tipo de acercamiento más íntimo con las personas, o como diría Gabriela Piña, investigadora VioDemos y académica de la Escuela de Antropología UC, “más infantil, pero infantil en el buen sentido de la palabra, porque permite un espacio donde podemos hacer preguntas obvias, donde nos podemos equivocar o podemos pedir explicaciones sobre aquello que no sabemos”.

Además, a través de su enfoque y práctica podemos también evidenciar cómo se van construyendo relatos y las percepciones de lo que ocurre en cada lugar: «No hay una sola versión sobre cómo es un espacio que estudiamos, y lo que intentamos hacer a partir de la etnografía es co-construir un significado y comprensión mutua de cómo es dicha instancia, donde se cruzan mis percepciones como investigador para construir sentido junto a quienes participan del lugar», indicó Andrew Webb, profesor del Instituto de Sociología UC.

De izquierda a derecha: Andrew Webb y Manuela Badilla.

Una idea que reforzó en su presentación ​​Valetina Abufhele, académica del Departamento de Trabajo Social U. de Chile, cuando distintos actores institucionales en conjunto a integrantes de determinada comunidad se apropian de herramientas o situaciones institucionales para transformar las significaciones en torno a lo que allí está sucediendo.

Sofía Bowen, profesora de la Escuela de Antropología UC y una de las impulsoras del “1°Seminario de articulaciones investigativas: artesanías, oficios y creaciones”, explicó que la instancia “promovió la colaboración académica entre investigadores de diversas disciplinas, enfocándose en el quehacer etnográfico en contextos de incertidumbre y desigualdad social”.

Y destacó que “inicialmente pensado para investigadores jóvenes de la Facultad de Ciencias Sociales UC, sorprendió al atraer la participación de investigadores de otras instituciones e independientes en diversas etapas académicas”.